Blogia

¿Que son los Paraísos Fiscales?

VATICANO FUSTIGA LOS PARAÍSOS FISCALES

La Santa Sede dijo que los mercados offshore han empeorado la crisis económica mundial; estos países promueven la fuga de capitales, la evasión de impuestos y el lavado de dinero.

El Vaticano considera que los paraísos fiscales contribuyen a la delincuencia (Archivo).

 

VATICANO (Notimex) — Los llamados "mercados offshore" o "paraísos fiscales" han empeorado la crisis mundial porque promueven "prácticas insensatas" como la fuga de capitales y el lavado de dinero, acusó El Vaticano.

"(Estos sistemas) han sostenido movimientos legales para evasión fiscal canalizados a través de súper o subfacturación de flujos comerciales internacionales y reciclaje de dinero de actividades ilegales", advirtió el Pontificio Consejo Justicia y Paz.

 

En un largo documento, 12 páginas de un análisis de la realidad económica, esa sección de la Sede Apostólica culpó a los países ricos de aprovecharse de los pobres y exigió establecer un "nuevo pacto" para refundar el sistema financiero mundial.

 

Reveló que los centros "offshore", que permiten transacciones de dinero artificiales, podrían rendir 860,000 millones de dólares anuales correspondientes a 225,000 millones de dólares de impuestos no cobrados al año.

 

El escrito emitido esta semana por la sección de la Curia Romana dedicada a temas sociales pretende ser una aportación de cara a la cumbre sobre el financiamiento al desarrollo que se llevará a cabo en Doha (Qatar).

 

El encuentro, convocado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y programado del 29 noviembre al 2 de diciembre próximo, analizará la actual situación económica y revisará la implementación del llamado "Consenso de Monterrey".

 

El texto vaticano pidió mirar la actual emergencia desde el "cuadro completo" de los problemas, no sólo desde los países económicamente importantes sino dentro de una visión global que incluya a las naciones menos favorecidas.

 

"¿Cómo se ha llegado a esta desastrosa situación tras un decenio en el cual se multiplicaron los discursos sobre la ética de los negocios y de la finanza durante el cual se ha difundido la adopción de códigos éticos?", cuestionó.

 

"¿Cómo no ha sido suficiente peso al verificarse de episodios que debieron hacer reflexionar?", agregó en alusión directa a los agentes financieros que ignoraron deliberadamente los signos de desgaste de la economía mundial.

 

Ante este panorama subrayó la necesidad de dejar en claro que la dimensión ética de la economía no es una cosa accesoria sino esencial y debe ser constantemente tenida en cuenta si se quiere perseguir dinámicas financieras correctas plazo y fecundas de progreso.

 

Apuntó que la crisis ha puesto en primer plano la urgencia de individuar nuevas formas de coordinación internacional en materia monetaria y comercial.

 

Por otro lado, advirtió contra una espiral de proteccionismo recíproco que podría surgir entre los países, y, por el contrario, llamó a reforzar las prácticas de cooperación en materia de transparencia y vigilancia sobre el sistema financiero.

 

Según el reporte existen dos paradojas en los flujos de dinero entre las naciones ricas y las pobres, la primera corresponde a un financiamiento de hecho dado por los países de bajo rédito a los desarrollados a causa de la fuga de capitales.

La segunda se trata de las remesas de los inmigrantes que superan ampliamente los flujos de ayuda pública al desarrollo desplazados del "primer" al "tercer mundo".

 

"Es como decir que los pobres del sur financian a los ricos del norte y los mismos pobres del sur deben emigrar a trabajar al norte para sostener sus familias del sur porque no reciben ayuda para desarrollar ese sur", ponderó.

 

Constató además que los procesos de la globalización han llevado a los gobiernos a aplicar impuestos cada vez más al empleo, dejando libre de tasación a los capitales terminando por tasar más a los trabajadores y a las pequeñas empresas.

 

El documentó indicó como una "emergencia" el momento actual pero dejó en claro que el actual degrado surgió de la falta de voluntad para establecer control sobre los agentes financieros.

"Algunas autoridades, a menudo de países más evolucionados, han atrasado decisiones puntuales movidos por las ventajas económicas que derivan del ser huéspedes de una fuerte industria financiera, ventajas que durante tanto como la fase de euforia financiera", deploró.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA INICIATIVA ES DEL DIPUTADO Y PORTAVOZ DE INICIATIVA PER CATALUNYA VERDS (ICV)

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

 

   El Congreso debatirá mañana una Proposición no de Ley presentada por el diputado y portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Joan Herrera, para que los deportistas con residencia en paraísos fiscales u otros territorios acogidos a un régimen fiscal privilegiado no puedan competir por España

 

   Herrera defenderá en la comisión de Economía de la Cámara Baja esta proposición con la que insta al Gobierno a dictar las instrucciones oportunas para que la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) implemente un Plan de comprobación de deportistas con residencia en paraísos fiscales.

 

   Este plan, además de la prohibición de que los implicados sean elegidos para competiciones deportivas, debe prever la elaboración de un censo permanente de deportistas de nacionalidad española que no tengan fijada su residencia en España, siendo objeto de actuaciones inspectoras para verificar su residencia real, y hacer pública la información sobre ellos relativa a su residencia fiscal declarada y comprobada.

 

   El diputado ecosocialista argumenta que en España, al igual que en el resto de países de su entorno europeo, no existe un régimen especial de tributación para deportistas, aunque sí determinadas ventajas fiscales. Así, la legislación sobre el IRPF estipula un tipo de tributación del 43 por ciento que se aplicará a las rentas que sobrepasen los 53.407 euros anuales.

 

   Herrera recuerda que los deportistas profesionales y de alto nivel gozan de un régimen fiscal especial en relación con las aportaciones a los planes y fondos de pensiones, disponiendo, aparte de los que tiene cualquier otro contribuyente, otra aportación adicional a mutualidades de deportistas profesionales por importe de 24.250 euros anuales que pueden empezar a percibir en el momento en que finalice su actividad profesional.

 

   Los deportistas reconocidos como de alto nivel y que sean financiados por el CSD, COE o Comité Paralímpico Español (CPE) también se benefician en las exenciones, teniendo un límite de 60.100 euros anuales, y también pueden percibir un 15 por ciento de sus rendimientos como derechos de imagen, hecho que supone una tributación inferior de ese porcentaje de sus rentas, y que no se permite para el resto de trabajadores por cuenta ajena.

 

 

"FRAUDE FISCAL GENERALIZADO EN EL DEPORTE DE ELITE".

 

 "La vida de un deportista de elite es breve, pero intensa en términos económicos, hecho que provoca que se haya convertido en un mercado abierto a intereses mercantiles y especulativos", afirma Herrera en la ’PNL’, donde recalca que la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda afirma que el fraude fiscal en el deporte de elite "es generalizado".


   El diputado de ICV señala que "algunos de los personajes más relevantes del deporte estatal se encuentran entre los deportistas con ingresos más elevados", citando como ejemplo los 35 millones de euros por temporada "que ingresan las estrellas del automovilismo", y asegura que se está haciendo eco de las propuestas de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda.

 

"Si estos deportistas se consideran españoles para participar en las competiciones deportivas también deberían serlo a la hora de pagar sus impuestos como el resto de sus conciudadanos", asevera Herrera, que demanda al Gobierno "una respuesta integral, clara y rotunda para combatir esta lacra social".

 

 Finalmente, el portavoz ecosocialista apunta que las distintas aproximaciones de organismos de la UE, el Instituto de Estudios Fiscales, el Instituto de Crédito Oficial, el Consejo Económico y Social, el Banco de España y el Banco Mundial sitúan la economía sumergida en España entre el 20 y el 25 por ciento del PIB, "cifra que dobla la media de nuestro entorno europeo y que significa que más de 200.000 millones de euros" eluden el pago de impuestos en España.

 

TUTELADOS POR OCCIDENTE

Paraísos fiscales, escondrijos de una cuarta parte de la riqueza mundial


Hay mucho más que sol y fiesta en paraísos como este, una playa de las islas Seychelles.

Actualizado sábado 12/05/2007 22:39 (CET)

JAVIER GONZÁLEZ

 

MADRID.- Son decenas y están bajo el amparo de las viejas potencias coloniales. Países exentos de impuestos, los paraísos fiscales son el sitio preferido por aquellos que poseen dinero negro a espuertas, desde algunos constructores a narcotraficantes, entre otros, que quieren vivir en su propio país sin pagar un euro al Estado.


Escondrijos de una cuarta parte de la riqueza privada mundial, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que, de pagar impuestos, cubrirían de sobra los Objetivos del Milenio, según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Los tiempos cambian. Las cuevas de los paraísos fiscales, antiguos paraísos piratas, ya no esconden los tesoros de corsarios como Walter Raleigh o Francis Drake. El oro ha cambiado por divisas y está mejor protegido de la humedad en las cámaras acorazadas de los bancos.


Sus propietarios ya no rapiñan su tesoro de ningún puerto, ahora tienen más ’clase’: el tráfico de cocaína, el negocio del ladrillo, el dinero negro de las comisiones deportivas o la financiación de grupos terroristas, entre otros. Sin embargo, no todo es ilegal, usted también puede guardar allí sus ahorros sin cometer ningún delito.

 

Los paraísos fiscales son conocidos en inglés como ’offshore’ porque funcionan como caja de caudales de divisas extranjeras. La cultura popular les atribuye la condición de ilegales, una simplificación que no es cierta en muchos casos.


Recurrir a estos países no tiene por qué implicar el cometer un delito, aunque actúen en el filo de la legislación internacional. A pesar de la falta de transparencia de todos ellos, realizar algunas operaciones financieras es legal siempre que lo conozca el fisco del país ’esquivado’. Este matiz marca la diferencia entre la ’elusión fiscal’ y el delito por evasión.

 

No obstante, si los paraísos fiscales beneficiasen a todo el mundo, nadie pagaría impuestos, lo que no parece ser una práctica muy extendida. En los laberintos financieros de los ’offshore’ sólo hay grandes patrimonios.


La política de estos países beneficia sólo a los ricos mientras ahuyenta a las pequeñas empresas y no favorece la entrada de inmigrantes, lo que explica por qué sus poblaciones suelen ser pequeñas a pesar de acumular tanta riqueza. Casi todos los ciudadanos que depositan allí su dinero no han pisado nunca el país.

 

En los criterios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) para identificar a un paraíso fiscal priman la cooperación y la transparencia sobre la propia política financiera. Importa más conocer el origen lícito o no del capital que aplicarle cualquier exención fiscal. No obstante, según la OCDE, estos ’paraísos’ tienen en común que los impuestos son simbólicos; el secreto fiscal está muy blindado y las empresas domiciliadas allí no tienen presencia física.


Así, la organización identifica 33 jurisdicciones que "hacen esfuerzos de intercambio de información" mientras acusa a cinco de ser totalmente opacas (Andorra, Liberia, Liechtenstein, Islas Marshall y Mónaco). La ONU, por su parte, llegó a contar 74 centros financieros de este tipo en 2004.

 

España, con unos criterios propios, maneja a día de hoy una lista de 43 ’paraísos fiscales’. Fueron más los identificados en el Real Decreto 1080/91, aunque desde entonces varios de ellos fueron excluidos gracias a la firma de acuerdos bilaterales.

 

Lo más "desalentador", según el Centro de Análisis y Prospectiva de la Guardia Civil, es el amparo de los gobiernos occidentales a estos países. La mayor parte del Caribe son colonias de ultramar de la Commonwealth británica y otros países, como Panamá o Singapur, a pesar de su independencia, están ligados de forma íntima a la historia de potencias como EEUU o China.

 

Cómo blanquear el dinero

 

Internet es el instrumento más utilizado para lavar dinero, según el Grupo de Acción Financiera (GAFI). Este organismo intergubernamental, creado por el G-7, se encarga de promover medidas para combatir el fraude fiscal a través de ’offshores’.


La gran ventaja de la red para el estafador es la dificultad de asociar una gestión ’online’ con una actividad real de la empresa pantalla creada.

 

"Es muy difícil aplicar el sistema tributario a un negocio totalmente virtual", afirma Héctor Iparraguire, especialista en Derecho y Nuevas Tecnologías. "No hay un cara a cara con los empleados del banco y apenas se exigen datos de identificación", añade.


En su opinión, la red podría facilitar la persecución de los estafadores si hubiese mayor control en la certificación.

 

Para enviar dinero a un paraíso fiscal, de forma legal o ilegal, el primer paso es contratar un abogado de aquel país. Si sólo es una elusión fiscal, es probable que el letrado pida referencias bancarias y documentos de identidad para evitar problemas.


En cualquier caso, el jurista crea una sociedad en el país, de la que será cabeza visible ante las autoridades, para gestionar el capital enviado.

 

En caso de ser un delincuente, esta empresa actuará normalmente como una ’sociedad pantalla’, un falso espejo para despistar a los investigadores policiales. Lo más probable es que esta ’compañía’ reciba numerosos depósitos de dinero en pequeñas cantidades para evitar declarar ante el fisco.


Además, la policía tendrá difícil seguir estos movimientos porque gracias a Internet el capital puede llegar desde cualquier punto del globo: los bancos sólo controlan sus propios movimientos, y aquel que evade capitales, si es listo, suele controlar multitud de empresas falsas dirigidas por ’hombres de paja’, aquellos que dan la cara por el verdadero propietario de la compañía.

 

Famosos pillados de viaje al paraíso

 

No están todos los que son, pero sí son todos los que están. En los últimos tiempos han pasado a primer plano personajes que han tenido problemas con el fisco, aunque la lista se podría extender al infinito.

 

El fallecido dictador chileno Augusto Pinochet tuvo entre sus múltiples problemas con la Justicia chilena el  ’caso Riggs’. Tras ser investigado por el Senado estadounidense, se descubrió que poseía 125 cuentas bancarias fuera de Chile donde guardaba 27 millones de dólares. El banco de Washington ayudó a Pinochet a crear sociedades fantasma en diversos ’offshores’ mediante nombres falsos para no llamar la atención.

 

Los propios banqueros han tenido sus problemas con el fisco. Si el primer banco alemán, Deutsche Bank, y 10.000 clientes fueron condenados en 2003 por el Tribunal de Francfort a pagar por más de 200 millones de euros por impago de impuestos, en España los últimos casos en llegar a la Justicia han sido los de los clientes de BNP y Espírito Santo; y el de las ’cuentas secretas’ del BBV, en el que su ex presidente, Emilio Ybarra, reconoció la creación de sociedades en Liechtenstein y la Isla de Jersey para operaciones de ingeniería financiera.


En el universo de la política, la actualidad apunta a Marbella y a la especulación urbanística, mientras en Italia el debate se centra en el juicio al jefe de la oposición, Silvio Berlusconi, por el caso de ’Mediaset’ .

 

El blanqueo de dinero en la ciudad de la Costa del Sol fue descubierto en la ’operación Ballena Blanca’, investigación de la que derivó la caída de toda la cúpula de poder marbellí al ser encarcelados en la ’operación Malaya’ por presuntos delitos de corrupción.

 

Por otro lado, el terrorismo es la mayor lacra de los paraísos fiscales. ETA ha utilizado a estos países para blanquear el dinero obtenido de la extorsión y el entramado social. Junto a la banda, son muchas las organizaciones que participan de estas redes financieras, desde el integrismo islámico de Al Qaeda al narcotráfico de las FARC y los cárteles suramericanos.

 

No obstante, la economista italiana Loretta Napoleoni recoge en una reflexión lo que todas las fuerzas de seguridad llevan denunciando desde hace mucho tiempo: "El fin de los paraísos fiscales sería el primer paso contra el terrorismo".

 

EL BANCO DEL VATICANO ENTRE LAS DIEZ PRINCIPALES DESTINACIONES MÁS UTILIZADAS PARA EL BLANQUEO DE DINERO

POR JONATHAN LEVY*

Thomas Dewey Easton*

El Banco del Vaticano es una de las diez principales plazas financieras y bancarias más frecuentemente utilizadas para el blanqueo de dinero.

 

 



Cet article est disponible en français sur reseauvoltaire.net.

 

Este artículo puede ser consultado en francés en: www.reseauvoltaire.net.

 

El Banco del Vaticano es una de las diez principales plazas financieras y bancarias más frecuentemente utilizadas para el blanqueo de dinero. Según una fuente internacional bien informada, el Vaticano es la principal destinación de más de 55 mil millones de dólares US de dinero sucio italiano, colocándose de este modo en la octava posición de las destinaciones más utilizadas a través del mundo para el blanqueo del dinero sucio, muy por delante de los paraísos fiscales como las Bahamas, la Suiza o el Liechtenstein.

 

Una investigación reciente del diario inglés "London Telegraph" y del "Inside Fraud Bulletin", menciona a la Ciudad del Vaticano [1] como uno de los principales Estados "cut out" como los otros ya existentes paraísos fiscales, tales que Nauru, Macao y la isla Mauricio. Un Estado « cut out » es un Estado cuya legislación sobre el secreto bancario impide toda posibilidad de rastrear o encontrar una pista sobre los orígenes de los fondos financieros que son depositados o se colocan allí.

 

El Banco del Vaticano intenta desesperadamente de oponerse a una querella judicial enprendida por los sobrevivientes serbios y judíos de la Shoah (Holocausto) ante la corte federal de San Francisco (Caso « Alperin » contra el Banco del Vaticano), el objetivo es, obligarlo a rendir cuentas de los fondos espoliados durante la Segunda Guerra Mundial [2]. Oponiéndose a estas acusaciones, el abogado del Banco del Vaticano, Franzo Grande Stevens declaró bajo juramento en la corte, que la « razón fundamental del existir del Banco del Vaticano, es la de promover actos piadosos » y que los clientes que depositan su dinero en él son « esencialmente empleados del Estado de la Ciudad del Vaticano, o miembros de la Santa Sede, congregaciones religiosas así que personas depositando sumas de dinero destinadas -una parte al menos- para obras de caridad y de piedad».

 

Franzo Grande Stevens declaró igualmente en la corte que el Banco del Vaticano está bajo el control del Papa y que los registros del Banco no son conservados más allá de un período de diez años.

 

Se puede deducir que el Banco del Vaticano utiliza la imagen positiva que tiene el Papa Juan Pablo II para cubrir una operación de blanqueo de dinero de gran envergadura.


El Banco del Vaticano ya ha sido acusado en el pasado de albergar fondos espoliados por los Nazis y es actualmente sospechado de entretener lazos con el crimen organizado, en consecuencia todo parece indicar que el momento en que tendrá que rendir cuentas no está muy lejos.


Las pruebas se acumulan y tienden a demostrar que las actividades del banco se asemejan más a actos de piratería que a de obras de caridad[3].

 

Jonathan Levy

Abogado en la Corte Federal de San Francisco de Estados Unidos de Norteamérica.

Thomas Dewey Easton

Abogado en la Corte Federal de San Francisco de Estados Unidos de Norteamérica

 

EL PAPA AFIRMA QUE LA IGLESIA NO BUSCA PRIVILEGIOS ECONÓMICOS

escrito por quela  

viernes, 05 de octubre de 2007

El Papa Benedicto XVI, en declaraciones realizadas después de que la Comisión Europea pidiese a Italia información sobre las deducciones fiscales a la Iglesia Católica Romana, dijo el jueves que la institución no busca ningún privilegio económico.

"La Iglesia no busca el poder, ni demanda privilegios, ni aspira a posiciones de ventajas sociales o económicas", dijo en un discurso el nuevo embajador de Italia ante el Vaticano.

El mes pasado, la Comisión Europea pidió a Italia información sobre deducciones fiscales tras recibir críticas que las consideraban como una asistencia estatal ilegal.

La Comisión aún no ha abierto una investigación oficial y el Papa no hizo ninguna referencia a la medida de la institución de la UE en su discurso.

La Iglesia Católica en Italia se beneficia de una serie de deducciones impositivas, principalmente sobre las propiedades que alquila.

El Gobierno italiano renuncia a más de 700 millones de euros en ganancias fiscales, según diferentes estimaciones.

La postura de la Iglesia es que las deducciones impositivas son legítimas debido al trabajo social que realiza.

Bruselas se enfrentó a la Iglesia Católica Romana en el pasado. En el 2005, la comisión dijo que España violaba la ley de la UE al eximir a la Iglesia del impuesto al valor añadido (IVA) sobre bienes como velas, bancos y terrenos para construir templos.

Pero esta vez, gran parte de la preocupación provino de Italia, y entre los críticos con la política fiscal del Estado se encuentra Paolo Cento, subsecretario del Ministerio de Economía.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ESPAÑA: PARAÍSOS FISCALES

 

escrito por Oscar Égido  El Militante

jueves, 20 de septiembre de 2007

¿Excepción a la regla o engranaje fundamental del sistema financiero?

Frecuentemente leemos en la prensa noticias como que Michael Schumacher reside en Suiza, mientras "patriotas" catalanas como Arantxa Sánchez Vicario o Montserrat Caballé tienen fijada su residencia en Andorra y otros personajes famosos viven en Mónaco o hasta Luxemburgo.

Indudablemente los aires de montaña son muy beneficiosos para la salud, y algunos necesitan una vida de lujos para sentirse alguien, pero ¿qué mejor que el Pirineo catalán para la vida tranquila? ¿Y qué decir del glamour de Mallorca, donde podremos alternar con los reyes destronados de media Europa invitados por nuestro generoso Borbón?

En realidad, lo que tienen en común Andorra, Suiza, Luxemburgo y lugares más exóticos como las islas Caimán o Panamá es que son paraísos fiscales. Aunque hay quien dice que el Vaticano es el caso más antiguo, en general se desarrollaron durante el siglo XX. Para definirlos, la OCDE fija tres factores identificativos:

En primer lugar, impuestos (sobre la renta o sobre beneficios) nulos o nominales. Así, un residente en Andorra no paga impuesto sobre la renta que obtenga en cualquier país, y quien lo hace en Suiza acuerda directamente con su cantón la cantidad a pagar. Interesante, ¿no? Es una pena que a los trabajadores de a pie nos pille un poco lejos para ir y venir al trabajo todos los días.

Pero eso no es nada. También podemos evitar el pago del impuesto de sucesiones poniendo nuestros bienes a nombre de una sociedad domiciliada en uno de estos territorios. E incluso registrar barcos mercantes cochambrosos por cuatro duros (durante años la oficina de registro naval de Liberia tuvo su sede en ¡Nueva York!).

La segunda característica, y también fundamental, es la falta de intercambio efectivo de información. Vamos, lo que siempre hemos llamado secreto bancario.

Es decir, que si consigo llevarme unos millones a Suiza escondidos en los calzoncillos (caso real de un político brasileño pillado in fraganti en el aeropuerto) y abrir una cuenta allí, como mi banco suizo debe guardar secreto Hacienda no se entera de nada mientras no pida información en un proceso judicial.

Una parte importante de la famosa "deuda externa" latinoamericana es en realidad "interna" puesto que los acreedores son capitalistas nacionales a través de cuentas en el extranjero.

Y por último tenemos la falta de transparencia, es decir dificultad o imposibilidad para aplicar limpiamente las leyes tributarias. Por ejemplo, falta de supervisión o de recursos del gobierno, cláusulas secretas, etc.

Impunidad total

Evidentemente las más primitivas de estas prácticas se persiguen con más o menos entusiasmo en la mayoría de países, pero muchas veces la falta de medios y el que asesores fiscales y funcionarios de Hacienda se intercambien frecuentemente los papeles suele dar varios años de ventaja a quien se quiera aprovechar (y teniendo en cuenta que el delito fiscal prescribe a los cuatro años, tenemos una práctica impunidad en la mayoría de los casos)

Todas estas características hacen de los paraísos fiscales un verdadero Paraíso para todo tipo de delincuentes, que los usan para el lavado masivo de dinero, borrando su origen para reinvertirlo en negocios "respetables".

El GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional, creado por el G-7) calculó que sólo se confiscó el 0,5% de los 4,4 billones de dólares de beneficios obtenidos por el tráfico de drogas entre 1982 y 1992. De hecho, su órgano ejecutivo, el Tracfin, sólo trasladó a la justicia 347 casos en 2005, tras analizar más de diez mil operaciones sospechosas.

Evasión fiscal, lavado de dinero... ¿por qué entonces las grandes potencias, capaces de arrasar países por unos pozos de petróleo, permiten y fomentan estas minúsculas excepciones (en muchos casos, como Gibraltar o Hong Kong, dentro de sus fronteras)? De hecho, Mónaco fue obligado en 1963 a ajustar su legislación a la vigente en Francia para ciudadanos de este país, y muchos grupos reformistas defienden su supresión o una mayor regulación.

La difusa frontera de lo legal y lo ilegal

Pero sólo hay que mirar las cifras para comprobar que no son tales "excepciones", sino que se trata de piezas fundamentales en el sistema financiero mundial. Por ejemplo, la mitad de los activos financieros transnacionales están basados en paraísos fiscales.

Los beneficios de bancos y multinacionales pasan por ellos, tanto por sus funciones "sucias" (el blanqueador suele recibir un 8% de la cantidad blanqueada) como por las nuevas utilidades que la ingeniería financiera va desarrollando.

Las quiebras de Enron o Parmalat, por ejemplo, destaparon muchos de estos creativos inventos que acabaron pagando los miles de trabajadores que perdieron sus empleos y pensiones.

Los paraísos sirven también para "aparcar" beneficios. Es decir, los beneficios de una empresa se transmiten a otra domiciliada en un paraíso fiscal donde se quedan hasta que se decida reinvertirlos o distribuirlos. Esto se usa mucho en casos de "inestabilidad política" (como la Venezuela en revolución) para sacar la liquidez del país y prevenirse contra posibles nacionalizaciones.

Una técnica parecida consiste en que una empresa, a la hora de vender sus productos lo hace a una filial en un paraíso fiscal por un precio ficticio, que le produce pérdidas, y ésta lo revende al cliente final al precio acordado. Sin trasladar mercancías, cualquier empresa globalizada puede "verse obligada" a cerrar aunque no pare de recibir pedidos.

Seguro que a los ex trabajadores de Delphi y otras empresas "en crisis" les suena esta historia. Por ello es fundamental en esta época de decadencia capitalista una reivindicación histórica del programa de transición marxista como es la apertura de los libros de contabilidad para que los trabajadores puedan comprobar qué se oculta tras las supuestas crisis.

Asimismo, nadie mejor que los propios trabajadores de los bancos, agrupados en sus sindicatos, para controlar las transacciones de todos los capitalistas y millonarios.

La existencia de paraísos fiscales, así como la multitud de ayudas, subvenciones y exenciones que reciben son una prueba más de su dominio del Estado supuestamente neutral, y del carácter decadente del sistema en que vivimos. Cada vez más los impuestos recaen sobre nuestras espaldas y prácticamente tenemos que pagarles para que nos exploten, porque si no "ahuyentamos" a los inversores.

Y a pesar de todo son incapaces de ofrecernos cualquier mejora sustancial en nuestras condiciones de vida, con los salarios estancados hace diez años y cada vez más precariedad y presiones en el trabajo.

Lo único que tienen para ofrecernos los reyes de la ingeniería fiscal es más explotación y barbarie mientras exhiben cada vez más obscena e impunemente su riqueza. Hay que acabar con su dominio de una vez por todas, luchando por el socialismo, no hay capitalismo con rostro humano.

LA CRIMINALIDAD TRANSNACIONAL, OTRA COSA ABOMINABLE DE LA GLOBALIZACIÓN.

LOS PARAISOS FISCALES

Telesur.net

 

Las empresas españolas tienen 6.000 millones en paraísos fiscales.

Islas Caimán y Panamá son los refugios preferidos para evadir impuestos.

MANUEL V. SOLA - Vigo - 29/10/2007 . El Pais.com

 

Las empresas españolas han sacado legalmente del país casi 6.000 millones de euros a través de paraísos fiscales en los últimos 10 años. Los datos oficiales de la Sociedad de Inversiones Exteriores, dependiente del Ministerio de Industria, revelan que las Islas Caimán son, con diferencia, el lugar favorito para ahorrar impuestos y trámites, seguidas de Panamá, Islas Vírgenes y Bermudas.

Una práctica habitual

 

Se trata de un esquema cada vez más sofisticado de deslocalización del capital de las multinacionales españolas. Los depósitos o inversiones en paraísos fiscales no sólo ahorran muchos impuestos, sino que otorgan opacidad y ventajas para realizar inversiones reales en otros países sin pasar por el control de las leyes españolas.

 

Casi el 80% del dinero que opera en los paraísos fiscales son inversiones bancarias o de servicios financieros (de cuenta a cuenta) y en sociedades de cartera (holdings), que en estos países pueden crearse en 24 horas y casi sin papeleo.

 

El presidente del Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE, Paolo Ciocca, advierte de que "ningún país en solitario, ni un pequeño grupo de países, pueden regular el problema de los paraísos fiscales indeseables. Es un problema que requiere una respuesta mundial".

 

Llamada de atención

 

La propia OCDE llamó la atención hace dos semanas, en su último informe sobre el fraude fiscal internacional, a tres países de la organización por "mantener importantes restricciones al acceso a cuentas bancarias con fines fiscales". La denuncia cita expresamente a Austria, Luxemburgo y Suiza, así como a los clásicos paraísos de Panamá, Chipre, Liechtenstein y Singapur. El informe sobre evasión tributaria admite que aún se está muy lejos "del cumplimiento de las normas fijadas internacionalmente en los últimos años" para combatir la evasión y el dinero negro.

 

Lo cierto es que, para atraer capitales, varios países occidentales se han dotado de sistemas societarios muy similares al de los denominados paraísos fiscales off shore. Es el caso de Austria y Suiza, denunciados en el último informe de la OCDE. Sólo en 2006, Austria ha captado 709 millones de empresas españolas, más que en la suma de los años anteriores.

 

Algo parecido sucede en Suiza, adonde han ido a parar 5.701 millones de "inversión empresarial directa neta" española y más de 10.000 millones si se incluyen las Entidades Tenedoras de Valores Extranjeros (ETVE), fórmula española para competir con los paraísos.

 

"Hablar de inversión en paraísos fiscales es un formulismo. En realidad es dinero que sale de España para ser colocado en otro país. El paraíso es una estancia barata y ágil que permite escalonar la globalización de una multinacional española", explica Enrique Rodríguez Vázquez, consultor empresarial de Canitrot y Asociados.

 

Si se incluye la salida de dinero español hacia países europeos con ventajas fiscales para este tipo de operaciones, la cifra supera los 39.000 millones de euros en los últimos 10 años, casi el 10% de toda la inversión española en el exterior. La lista de estos países está encabezada por Holanda, con un régimen de captación (las denominadas BV holandesas) y ahorro fiscal, frecuentemente utilizado por las compañías españolas. "Holanda y Luxemburgo son los países con mayor flexibilidad internacional y ese diseño ha llegado a España con las ETVE", indica José Enrique García-Romeu, director del departamento de tributación internacional de Ernst & Young Abogados.

 

La Comisión Española de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) investiga la asociación de dinero negro a las rutas de inversión en paraísos fiscales. Si han salido 39.000 millones de España hacia estos países y con todos los papeles en regla, ¿cuánto dinero negro puede haber acompañado a estas operaciones?

 

"¿Dinero negro? Ni idea. Yo no lo veo ni tengo constancia", señala José Antonio Bustos, socio de Deloitte. "No hay dinero negro asociado al blanco, al menos no en nuestro caso. Sólo trabajamos con compañías auditadas; tal vez eso pueda producirse entre las pequeñas empresas", apunta García-Romeu. "Las firmas buscan, como es lógico, tributar lo menos posible. El uso de paraísos, o de países como Holanda, para montar cabeceras o holdings de empresas españolas ofrece deducciones para operar en otros países o deducciones por reinversión", precisa Pablo Moro, socio de Solventis Coporate Finance.

 

Una práctica habitual

 

La utilización legal de los paraísos fiscales es práctica común entre las grandes multinacionales españolas para ahorrar impuestos, agilizar operaciones y evitar trámites, como la presentación anual de cuentas o los procesos de verificación de los accionistas. "Los paraísos fiscales y los países europeos como Holanda se usan por flexibilidad societaria y por motivos fiscales legítimos", explica el experto de Ernst Young Abogados, José Enrique García-Romeu, quien antes de trabajar en la consultora privada estuvo del lado de la Administración. "El legislador español se conoce todos los trucos", dice García-Romeu, quien subraya que las BV holandesas "sirven para lavar rentas que tienen derecho a exención con otras que no, o para inversiones especulativas de grandes empresas".

 

Casi todos los grupos internacionales españoles operan con filiales en Holanda, aunque no dispongan de activos ni mercado en los Países Bajos.

 

El director de tributación internacional de Ernst & Young opina que, por el contrario, "una inversión en un paraíso fiscal es totalmente ineficiente porque te trae todos los problemas del mundo".José Antonio Bustos, de la consultora Deloitte, considera que estas salidas del dinero permiten estructurar la inversión exterior de las empresas. "No se hacen", dice Bustos, "para pagar menos impuestos, sino para no pagar dos veces; lo que te garantizan esos movimientos es que sólo tributas en el país donde realmente vas a desarrollar tu actividad".

 

 

EMPRESAS CON RESIDENCIA EN PARAÍSOS FISCALES NO PODRÁN OPTAR A BENEFICIOS TRIBUTARIOS DE LAS PYMES

Valparaíso (Chile) | 13/12/2006

Comisión de Hacienda aprobó por unanimidad, la idea de legislar de la iniciativa, en segundo trámite, manteniendo el actual beneficio tributario para las Pymes, conocido como el 14 bis de la Ley de Renta, pero con algunos perfeccionamientos.

 

Ministro de Hacienda, Andrés Velasco y senador Camilo Escalona

 

Precisiones para que el beneficio tributario para las Pymes conocido como el 14 bis de la Ley de Renta, no se aplique a empresas que tengan residencia en paraísos fiscales y ni a sus filiales relacionadas, introducirá la Comisión de Hacienda al proyecto, en segundo trámite, que establece un régimen simplificado para determinar el impuesto a la renta.

 

Así lo afirmó el senador Carlos Ominami, presidente de la instancia, que aprobó por unanimidad la idea de legislar de la iniciativa, manteniendo el mencionado beneficio tributario, el cual originalmente era eliminado por la iniciativa del Ejecutivo. Con ello, el proyecto quedó en condiciones de ser votado por la Sala del Senado.

 

El parlamentario aseguró “este proyecto que forma parte de la Agenda Pro Crecimiento Chile Compite, busca terminar con una serie de procedimientos complejos que se le piden a los micro y pequeños contribuyentes para cumplir con las leyes tributarias, lo que les significa gastos importantes de tiempo y recursos”.

 

La iniciativa sobre tributación simplificada, en principio eliminaba este beneficio para las Pymes por considerar que este instrumento tributario favorecía sólo a un 5% del universo de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, se decidió mantenerlo y perfeccionarlo como una señal de apoyo a las Pymes.

El senador Ominami, explicó que “tanto el Ejecutivo como los parlamentarios decidimos privilegiar una rápida tramitación y puesta en práctica de este proyecto para que esté operativo durante los primeros meses de 2007”.

La iniciativa propone un sistema que busca simplificar el régimen contable-tributario a fin de determinar el impuesto a la renta de estos empresarios a un nivel que signifique una solución efectiva y real que posibilite un mejor cumplimiento de las obligaciones de las leyes tributarias.

Asimismo, permite aliviar los problemas de liquidez que les genera el cumplimiento tributario a estas empresas. Mediante el sistema propuesto se permite un mejor apoyo para este sector de contribuyentes por parte del Servicio de Impuestos Internos, el cual a través de sus sistemas tecnológicos asistirá en la elaboración de las declaraciones de impuesto a la renta.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres